31
Tue, Mar

Humildad

Articulos
Typography

No es sinónimo de pobreza material, no tiene nada que ver con la situación económica de una persona. Conozco dos definiciones de humildad, la primera es que lo que voy hacer o voy a intentar de hacer, lo haré si Dios así lo quiere.

Lo realizado es por Dios, no por mí. Se lo debo a Dios porque él así lo dispuso. Una anécdota del gran militar que fue Napoleón, ganó una batalla con pocos hombres y poco pertrecho militar; es así que dijo a sus soldados: ganamos esta guerra porque Dios estuvo de nuestro lado; el mérito es de Dios. Que nadie diga aquí que fui yo, fue Dios. Es por eso al emprender de hecho un propósito, de inicio le pedimos a Dios que sea en su nombre. La expresión si Dios quiere, es una bella expresión lleno de humildad.
Las expresiones comunes: procedía de unos padres humildes; como yo era humilde no me hizo caso, mi familia humilde no pudo mandarme a la escuela,...No son propias o correctas estos enunciados. ¡Ya quisiera ser humilde! Porque ser humilde es una gran virtud. ¡Es conocerse uno mismo, que es una gran cosa! Ser humilde es conocerse, ubicar mis defectos, saber quién soy; si soy soberbio, perezoso, goloso, envidioso, iracundo, lujurioso, codicioso, avaro, presumido, fanfarrón, ostentoso...La humildad es mi verdad, es lo que cada quien es en esencia. Es un tesoro como dijera mi amiga Silvia Ibarra, saber lo que interiormente, espiritualmente somos. Y la verdad es que para conocerse hay que ver mis defectos, no los defectos de los otros. Amigos que tengan un bonito día. ¡Suerte!