26
Thu, May

“La cultura, le pertenece al pueblo”, del libro “La transmigración de los Recuerdos” de Rómulo J. Celaya

Istmo
Typography

Santo Domingo Tehuantepec.- (Cortamortaja) 14 de Noviembre de 2021.- “La Transmigración de los Recuerdos”, libro número 14 de Rómulo Jiménez Celaya cronista municipal de Santo Domingo Tehuantepec, libro que se compone de 181 páginas, totalmente artesanal con 77 temas, donde puedes revivir parte de la historia de Tehuantepec.

“El rescate, la preservación y difusión de nuestra historia, costumbres y tradiciones, estamos preservando y entonces estamos difundiendo, pero sobre todo llevarlo plasmarlo en un libro, para que las generaciones venideras y actuales, sino saben de nuestra historia, en este libro lo puedan encontrar”, refirió el cronista de la ciudad Rómulo Celaya.
Así dio inicio a nuestra breve charla, donde la escritura debe perdurar y permanecer para dar paso a la historia de cada pueblo, donde se ha construido el origen de la cultura en el Istmo de Tehuantepec.
Este trabajo de investigación, como lo menciona el autor son ensayos de la vida cotidiana o como por ejemplo desde cuando es Santo Domingo Tehuantepec, así como la historia de las radios, hoteles, cines; desde cuando la tlayuda, cautivo a Tehuantepec; y así un sin número de trabajos, que nos llevan a conocer a los tehuanos.
“Empezamos con este trabajo desde hace un año, y para marzo ya estábamos en la impresión y así poder presentarlo en agosto de este año; el libro número 14 del cual ya andamos escribiendo la segunda parte”, expresó para Corta Mortaja Rómulo Celaya.
“La cultura, le pertenece al pueblo”, y es donde nos dimos cuenta de la importancia de seguir con nuestras raíces, y donde cada pueblo del Istmo de Tehuantepec debe crear su propio acervo cultural, así como lo hace hoy el cronista del pueblo, quien se le ve caminar por diversos barrios y visitando casas para conocer más de las costumbres en Tehuantepec.
Este libro, es principalmente una guía que nos ayuda a preservar la necesidad y urgencia de fortalecer nuestra identidad y que no se pierda, para colocarnos en la generación universal.
“Yo escribo, público en redes sociales, lo regalo, porque me nace hacerlo, porque es del pueblo, no es mío, y aparte lo público en libro, y las generaciones no es que sean apáticas, sino que hay una brecha generacional donde la tecnología nos vino a cambiar”.
Y es así como el cronista de Tehuantepec, nos presenta su libro, donde en sus primeras páginas nos manifiesta ¡Nosotros lo vimos! ¡Nosotros lo vivimos! ¡Quede esto como testimonio para nuestros hijos!