18
Tue, Jan

150 aniversario de la Batalla de Juchitán

Opinion
Typography

En cuarenta días habrá de celebrarse el hecho histórico más importante para los juchitecos, el primer sesquicentenario de la Batalla de Juchitán.

Fecha de trascendencia nacional, algunos historiadores locales consideran que la historia nacional ha cometido una injusticia con el pueblo juchiteco, cuando en los textos escolares utilizados para la enseñanza de la historia patria quede excluido el 5 de septiembre de 1866, este momento que fue determinante para el triunfo republicano en México.
El arribo a este primer sesquicentenario debiera ser motivo de orgullo y fiesta que provoque la reflexión y el análisis del actual contexto histórico de Juchitán en la región, el estado y el país.
La esencia mística de esta batalla perdura en la memoria colectiva, que en estos tiempos pareciera que ha perdido rumbo, dirección y confianza en quienes lo gobiernan.
Las autoridades municipales desafortunadamente no se encuentran a la altura del evento conmemorativo y pasan por alto la grandeza de esta Batalla emblemática para los juchitecos, y todos los pueblos que participaron en la defensa de la soberanía nacional en esa época.
150 Aniversario Batalla Juchitan OaxacaA unos cuantos días de llevarse a cabo esta fecha alusiva, no existen visos de celebración, lo que hace suponer, que habrá de pasar sin pena ni gloria para el gobierno municipal, a pesar que el Congreso del Estado celebrará una sesión pública y solemne y, será declarada la ciudad de Juchitán como capital del Estado, en reconocimiento a la memoria de los héroes de esa guerra republicana.
El gobierno municipal hasta este momento se encuentra ausente en la parte que le corresponde.
Es lamentable que el centro histórico de la ciudad esté invadido de vendedores ambulantes en plena fiesta memorable.
Será la explanada de palacio el lugar donde se lleve a cabo la declaratoria de Juchitán como capital del Estado, entre vendedores, calles cerradas por las vendimias y como punto cúspide un palacio municipal sucio con una autoridad en medio de una lucha desenfrenada por imponer un Reglamento Vial, como única acción de trascendencia en esta administración.
Sin duda, varios de quien hoy gobiernan se rasgaban las vestiduras y exaltaron en algún momento el arrojo del soldado juchiteco de ese tiempo, pero en este instante ese funcionario no logra ver y entender la importancia de la Batalla del 5 de septiembre de 1866.
En el primer centenario se formó un comité que se encargó de la celebración, fue erigido el monumento a los “Héroes del 5 de Septiembre”, diseñada por el escultor Moisés Cabrera, se llevó a cabo un desfile conmemorativo con las Fuerzas Armadas, fue publicado una revista entre otras actividades que existen como constancia del cultivo patrio a los héroes juchitecos.
Estos ciento cincuenta años, serán recordados como los más oscuros y tristes, si no fuera por grupos organizados de la sociedad civil y algunas personas altruistas.
Es muy necesario comentar que todo el cuerpo edilicio se prepara para la Gran Vela de los ciento cincuenta años de la Batalla de Juchitán de 1866.
Hasta este momento no existe un solo cartel alusivo a tan importante fecha mucho menos se ha realizado un solo evento como preludio al aniversario.